Cada vez que comenzamos a trabajar en un negocio, será necesario definir los objetivos que nos ayudarán a tener en claro el rumbo a tomar. Y en este sentido, medir resultados será necesario para conocer la efectividad de las acciones realizadas. Hoy quiero contarte por qué.

En mi experiencia dirigiendo equipos de trabajos lo que no se mide no funciona, debido a que al no saber si está dando los resultados esperados no podremos hacer cambios oportunos para ajustar los objetivos.

Medir es la clave para alcanzar el éxito en todo lo que te propongas, por esto:

 

1. Es necesario que establezcas objetivos medibles

El primer punto que debes tomar en cuenta si deseas medir resultados de las acciones que realizas para tu negocio, es establecer objetivos efectivos. Para esto, utilizo una metodología muy conocida y publicada por primera vez por George T. Doran, el Método S.M.A.R.T.

Este método es aplicable para cualquier objetivo que diseñes, y en tu negocio es esencial que la utilices.  Te preguntarás ¿En qué consiste?

 

1.1 ¿Qué es el método SMART?

Se trata de una manera “inteligente” de definir las metas con el fin de alcanzar objetivos de forma eficiente, mediante un acrónimo formado por las iniciales de cinco conceptos claves.

  • S= Specific (Específico): Cuando decimos que un objetivo es específico, es porque es claro sobre un aspecto, tarea o acción determinada de una empresa.

Al definir un objetivo de forma clara, tendremos un norte claro y sabremos el rumbo que debemos tomar para cumplir con nuestras metas y posteriormente, medir resultados.

  • M= Measurable (Medible): Para poder medir efectivamente si cumplimos nuestros objetivos, tenemos que establecer parámetros que nos ayuden a conocer si hemos cumplido el resultado esperado.

Por ejemplo: vender 100 pólizas de seguros. Al establecer una cantidad, sabremos qué tan lejos o cerca estamos de nuestras metas.

  • A= Attainable (Alcanzable): Se trata de establecer metas que sean logrables y posibles según la situación actual de nuestros negocios.

Cuando los objetivos son lejos de la realidad, es poco probable que los alcancemos y entonces no podremos medir resultados.

  • R= Realistic (Realista): Los objetivos además de alcanzables, deben ser realistas partiendo de los recursos y medios que tenemos actualmente para lograrlos.
  • T= Time Bund (Atados al tiempo): Es necesario que fijemos metas en relación al tiempo que tendremos para ejecutarlas, de esta forma luego de transcurrida la fecha fijada, será el momento de conocer si la hemos cumplido.

Por ejemplo: vender 100 pólizas de seguros durante el mes de noviembre. De esta forma, el 01 de Diciembre podremos evaluar nuestros resultados.

 

2. Luego de tener mis objetivos, ¿cómo puedo analizar los resultados?

Una vez que has definido objetivos que puedan ser medidos, es momento de establecer indicadores que te permitan conocer si los mismos han sido logrados.

Dependiendo de la naturaleza de tu negocio, habrán métricas o KPI (Key performance indicators), que son indispensables para saber si has alcanzado tus metas, por ejemplo: leads obtenidos, ventas logradas, ingresos percibidos, entre otros.

Entender cuáles son tus indicadores de gestión te facilitará evaluar todos los elementos que conforman un objetivo y a su vez, conocer si has logrado los resultados esperados.

 

3. Cómo puedo diseñar un plan de acción para cumplir mis objetivos.

Existen 3 factores importantes para poder diseñar un plan de acción y conocer si tus objetivos están alineados con los propósitos a largo plazo de tu negocio, y esto puede lograrse mediante el método RPM, que te ayudará además a optimizar el tiempo para alcanzar tus metas.

El RPM, responde a las siglas

  • Results – Resultados
  • Purpose – Propósitos
  • Massive action plan – Plan de acción Masivo. 

 

En uno de mis artículos te cuento más al respecto. Haz click aquí para leerlo.

 

4. ¿ Qué hacer si los miembros de mi equipo de trabajo no les gusta ser medidos?

A muchas personas no les gusta ser medidos y entre ellos me incluyo, ya que al tener a alguien supervisando lo que haces, podemos sentir presión sobre nuestras acciones.

Sin embargo, debemos dejar estos sentimientos a un lado y enfocarnos en cómo medir resultados está favoreciendo a nuestro equipo de trabajo y el propósito colectivo del negocio.

 

Si te gustó este artículo déjame un comentario aquí abajo o en mis Redes Sociales, Instagram, Facebook o Linkedin.

Y si necesitas más asesorías en el tema, puedes comunicarte conmigo aquí.

¡Quiero ayudarte a convertirte en un líder de tu vida o negocio!