¿Te ha sucedido que solo vives pendiente de completar tu lista de tareas? Yo también lo he vivido y como resultado, me mantenía gran parte de los días ocupado y con agotamiento. Luego de mucho estudiar con mentores expertos, y tras años de experiencia liderando a equipos de trabajo, me di cuenta de una verdad: todo radica en que fallaba en optimizar mi tiempo y ser más productivo.

Hay una razón para todo esto, y tiene que ver con la falta de enfoque hacia aquellas acciones que se conectan realmente con tu propósito, porque dedicas tu atención a hacer actividades que muchas veces, son más beneficiosas para otros que para ti.

Todo lo que hagamos en nuestras vidas debe ser orientado a construir un propósito de vida, dejando a un lado lo que desgasta tu cuerpo o mente, y llevándote hacia donde quieres estar. Para ser verdaderos líderes, hay que estar enfocados.

1. ¿Qué es el enfoque? 

Si haces una búsqueda rápida en internet, enfocarse significa “dirigir la atención hacia un aspecto, tema o un objeto”, y exactamente de esto se trata, de poner en perspectiva aquello que quieres alcanzar y analizar qué necesitas para lograrlo.

Hace poco comencé a estudiar con Tonny Robbins sobre este tema, mediante un programa de 10 días llamado “The Time Of Your Life”, diseñado para trabajar en aquello que realmente importa utilizando un método llamado RPM (Rapid Planning Method), que permite al autor, manejar docenas de negocios sin descuidar sus relaciones personales a la vez que mantiene todas las tareas de su planificación.

La clave de este método: el enfoque. 

2. ¿En qué consiste el método RPM? 

El Rapid Planning Method (RPM), o método de planeación rápida, te permite hacer una análisis de tus prioridades y descubrir de esta forma, hacia dónde deben estar enfocados tus esfuerzos.

Todo se trata hacer lo que lo que verdaderamente importa y priorizarte a ti, tus necesidades y objetivos. Desgastar tu cuerpo, invirtiendo tiempo en los propósitos de otros solo dejará avances en la vida de los demás, y este método busca hacerte comprender que tu atención se debe dirigir hacia tus metas. 

El RPM, responde a las siglas

  • Results – Resultados
  • Purpose – Propósitos
  • Massive action plan – Plan de acción Masivo. 

 

Método RPM - Optimiza tu Tiempo

  • Resultados ¿Qué es lo que quieres?:

Este punto del método RPM se dedica a que puedas analizar tus metas y deseos, haciendo una introspección hacia el rumbo a dónde quieres que tu vida y/o negocio se dirija.

Cuando sabes lo que quieres, comienzas a labrar el camino que determinará tu rumbo, por lo que es un paso clave en tu planeación de objetivos y plan de acción masivo.

  • Propósitos. ¿Por qué lo quieres?

Tan importante como saber qué es lo que quieres, es necesario conocer los motivos por los que deseas esto, ya que podría suceder que pienses que “quieres” lograr algo y se trata de un objetivo que no está conectado con tu verdadera motivación de vida, lo que a su vez, traería como consecuencia que te desligues rápidamente de esta meta.

Cuando un objetivo no se conecta directamente con tu propósito no es sostenible en el tiempo e inconscientemente, dejarás de trabajar en pro de él.

  • ¿Cuál es tu plan de acción masivo?

Solo luego de responder el qué y el por qué puedes determinar el cómo llegar a tu objetivo.

Tonny Robbins recomienda hacer un listado de acciones a trabajar e irlo ajustando en el proceso, cortando los puntos de menor importancia de tu plan que podrían representar un obstáculo en tu avance. De esta forma, podrás comenzar a priorizar y conocer de qué forma abordar la consecución de tus objetivos.

 

Enfocarse es clave para aprender a priorizar y trazar un plan estratégico. Al día de hoy luego de aplicar el método RPM en mi trabajo y vida personal, puedo decir que cuento con el tiempo para compartir con mis hijos sin descuidar mis actividades laborales.

¿Quieres aprender a priorizar? Responde las preguntas y comienza a diseñar tu plan de acción masivo.

Si te gustó este artículo déjame tus comentarios por esta vía o a través de mis Redes Sociales, Instagram y Facebook. Y si necesitas más asesorías en el tema, puedes comunicarte conmigo aquí.

¡Quiero ayudarte a convertirte en un líder de tu vida o negocio!